Inicio Deportes LEB Plata I Una primera parte colosal posibilita la cuarta victoria seguida...

LEB Plata I Una primera parte colosal posibilita la cuarta victoria seguida del CB Marbella en Zamora (73-80)

0

El CB Marbella ha vuelto. En Zamora demostró que el equipo al que muchos daban por muertos ha cogido la directa y la confianza le sobra por todos lados. Una primera parte de ensueño donde pasó por encima de Zamora Enamora (37-52 al descanso) le permite seguir ascendiendo posiciones en la clasificación de cara a salir de la zona de la quema. Lazar Mutic (15 puntos) y Devin Wright (16 puntos) fueron los máximos anotadores de un conjunto que ya no teme a nadie.

Los primeros 20 minutos del equipo fueron para enmarcar. En ataque y en defensa. Daba igual quien tuviera el balón en las manos, si los zamoranos o los marbelleros, quien sacaba partido al final era el CB Marbella. El primer parcial de 0-8 culminado con un triple de Lazar Mutic solo hacía presagiar lo que vendría después, que no era otra cosa que un ciclón marbellí. Solarin intentaba echarse a su equipo a las espaldas, pero a pesar del festival anotador del exterior local, Devin Wright se las ingeniaba para hacerse fuerte en la pintura y anotar hasta en tres ocasiones seguidas para darle ventaja a los suyos. Aunque el primer periodo acabó con algo de igualdad (19-24) la salida del segundo acto fue imposible de parar para Zamora. Dos triples de Fuentes y Savic y una canasta a la media vuelta de Mutic ponían patas arriba un Pabellón Ángel Nieto que no se podía creer el festival ofensivo de un Marbella que fallaba muy poco y en la zona de atrás era una roca. Un nuevo triple de Fuentes daba la máxima ventaja al conjunto de Pablo García (29-44) a falta de tres minutos para el final, pero Kalinicenko y Solarin recortaban diferencias. De poco sirvió la pequeña reacción zamorana, ya que Pablo Ibáñez sacó su mano a relucir y con un lanzamiento lejano puso el encuentro al descanso en 37-52.

No bajó el pistón el CB Marbella a pesar de que las cosas le iban bien y no se dejó llevar por la relajación en el tercer periodo. La circulación del balón y un juego coral llevado por maestría por Adri Fuentes y Lucas Muñoz posibilitaba que el CB Marbella siguiera sumando puntos. Casi rozaba la veintena de puntos de diferencia (45-63) cuando un nuevo arreón de los de Saulo Hernández comandado por Harris y Solarin ponía las cosas apretadas para lo que se estaba viendo en la pista (52-64). Con el parcial de 7-0 pidió tiempo muerto Pablo García buscando una reacción en los suyos, que consiguió justamente para irse al último periodo con 55-68.

No había dicho la última palabra el Zamora Enamora, que se aferraba a la defensa en zona para intentar recortar distancias. Empezó a no carburar con tanta facilidad el ataque azulón y eso lo aprovechó el conjunto zamorano para ir remontando poco a poco. Ya no estaba tan lejos el marcador y Solarin anotaba de nuevo desde el exterior para poner el 61-69. Tenía que volver a coger confianza el equipo para no verse en problemas y con el rival apretando demostró la madurez que en otros encuentros le faltó. Tomaba la iniciativa Taylor Cameron y luego era Devin Wright para bajar la tensión con dos canastas más adicional que complicaban las cosas a Zamora (66-74) a falta de dos minutos. Aún tuvo tiempo Kalinicenko de anotar un triple más, pero esta vez los nervios no jugaron una mala pasada al CB Marbella y a base de tiros libres y de cabeza arrancó la cuarta victoria seguida en la cancha de uno de los equipos de cabeza (73-80).






- Te recomendamos -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí