Inicio Diputación de Málaga CAMINOS ESCOLARES, UN MODELO DE MOVILIDAD SOSTENIBLE. GREEN GLOBE

CAMINOS ESCOLARES, UN MODELO DE MOVILIDAD SOSTENIBLE. GREEN GLOBE

20
0

La movilidad sostenible es un concepto del que cada vez se habla más. Y no es de extrañar dada su importancia en el marco de la protección medioambiental y la lucha contra el cambio climático. Pasear por una ciudad sin coches y sin aglomeraciones de vehículos es prácticamente imposible. La consecuencia es la emisión de grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

El sector del transporte es uno de los más contaminantes, por lo que al pensar en el calentamiento global, todas las medidas pasan por la transformación de este sector y su evolución hacia la sostenibilidad. Frenar el cambio climático no será posible si no hacemos algo con la manera en la que nos desplazamos.

Pero la movilidad sostenible no se centra exclusivamente en reducir las emisiones de gases de los vehículos. Necesita ir mas allá. Tenemos que impulsar y promover el uso del transporte público así como otros transportes alternativos como la bicicleta. Y por supuesto, tenemos que pensar en desplazarnos andando siempre que sea posible.

Para ello, es necesario involucrar a otros sectores de la sociedad, y por supuesto a los gobiernos y las administraciones públicas. Si queremos que no sea necesario coger el coche, necesitamos un acceso cercano a todo tipo de necesidades, además de una mejora de la infraestructura del transporte público.

Hacen falta propuestas e iniciativas como la de Green Globe que hoy os vamos a presentar. Su proyecto ‘Caminos Escolares’ le valió un galardón en la primera edición de los Premios Málaga Viva 2018 en la modalidad aire.

La Empresa Green Globe apuesta por la movilidad sostenible en Málaga

Antes de explicar su proyecto de movilidad sostenible, vamos a presentaros a la empresa Green Globe Sostenibilidad y Proyectos Ambientales. Esta entidad está formada por profesionales y expertos  en diferentes ámbitos del medio ambiente, la ingeniería, el derecho, el urbanismo y las nuevas tecnologías.

Entre los diferentes servicios que ofrecen, vamos a destacar la consultoría medioambiental, prevención ambiental, peritaje ambiental, educación ambiental, contaminación lumínica, etc. Y por supuesto, camino escolares, de lo que hablaremos más en profundidad en este artículo. Pero antes, vamos a conocerlos un poco más.

La innovación tecnológica forma parte de su actividad empresarial. La empresa utiliza tecnología de información geográfica GIS y GPS de última generación. Además, se apoyan en nuevos medios de comunicación, divulgación y marketing: redes sociales y canales de difusión web. Así mismo apuestan por un software libre de distribución para garantizar accesibilidad.

Todas las operaciones llevadas a cabo por Green Globe, como sus diferentes sistemas de gestión son absolutamente respetuosas con el medio ambiente. Y es que además buscan en todo momento la máxima eficiencia de los recursos naturales, como compromiso del cuidado del entorno natural.

Como valor añadido, la empresa ofrece formación medioambiental en distintos cursos online. Por ejemplo su Curso de Jardines Sostenibles o el Curso de Auditoría Ambiental.

Cada vez llevan a cabo más obras de ingeniería de obras e infraestructuras, energía, acústica, hidráulica, etc. Además, es una empresa I+D+I Ambiental, con proyectos de innovación, medición de la contaminación lumínica y la gestión ambiental eficiente.

Es un orgullo contar con una empresa de su envergadura en la provincia de Málaga.

Caminos Escolares, un proyecto de movilidad sostenible en Málaga

El proyecto de movilidad sostenible de Green Globe puede ser un modelo exportable a otras áreas del país para optimizar la manera en la que enfrentamos el cambio climático. El ser humano es el principal responsable del calentamiento global. Por ello, la educación ambiental juega un papel fundamental en el posible cambio.

Los avances tecnológicos y los cambios en nuestros hábitos de vida ha hecho que ahora nos desplacemos de diferente manera. Pero sin embargo, hace muy poco tiempo, los niños y niñas iban al colegio andando, en bicicleta o en autobús. En contraposición, ahora la gran mayoría acude a los centros escolares en vehículos privados.

Esta tendencia es extrapolable a toda la sociedad. Ello deriva en una mayor falta de autonomía y también va en detrimento de la sociabilidad. Pero en cualquier caso, el tema que nos ocupa es un transporte respetuoso con el medio ambiente, es decir, un transporte inteligente, y es que la energía más sostenible es la que no necesitamos utilizar, y por ende, no utilizamos.

El proyecto Camino Escolar se ha centrado en la movilidad sostenible en los centros educativos de la provincia de Málaga. El objetivo no es sólo lograr una movilidad verde, sino además dotar de una mayor conciencia medioambiental a las próximas generaciones.

La premisa del proyecto es que es necesario transformar el entorno urbano para generar confianza y transmitir seguridad a peatones, ciclistas y usuarios de otros vehículos no motorizados.

Hay que cambiar los hábitos de movilidad de la ciudadanía, y mejorar la infraestructura y los equipamientos urbanos en el entorno de los centros escolares para que los menores puedan ejercer una movilidad más respetuosa con el medio ambiente.

Puesta en marcha del proyecto sostenible para escolares de Green Globe

La propuesta de movilidad sostenible de Green Globe requiere trabajar directamente con los centros educativos y su entorno más cercano. Involucrar a todos los agentes es imprescindible para conseguir la viabilidad del proyecto. Por ese motivo, se establecen diferentes líneas de trabajo a seguir:
– Trabajo con profesorado, alumnado y ampas: es necesario llevar a cabo una concienciación y sensibilización para mostrar los beneficios que obtendrán los participantes y el propio entorno.
– Trabajo en el aula: es fundamental formar a los alumnos y hacerlos partícipes para convertirlos en agentes medioambientales que además de ejecutar una movilidad sostenible, se encarguen de concienciar a su entorno más cercano: amigos, familiares, vecinos, etc.
– Diseño y organización de caminos seguros y rutas: las rutas deben realizarse con compañía para garantizar la seguridad. Para ello es necesario involucrar a padres, policía, voluntarios de protección civil, profesores, etc.
– Implicación del entorno: habría que incluir en el proyecto a vecinos y comerciantes de las rutas para que actúen como puestos de información y control, hasta llegar a una autonomía en la que sólo sea necesario contar con padres, profesores y monitores.

Este proyecto trata de recuperar enfoques y formas de actuación de un pasado reciente. El objetivo es llegar a una autonomía total de movilidad sostenible de los alumnos a sus centros escolares. Para ello, es necesaria la colaboración de otros agentes sociales, aunque irán disminuyendo poco a poco.

Por otro lado, la implicación municipal es prácticamente imprescindible. No solo por contar con efectivos policiales que colaboren. Además, harán falta otros materiales como señales y chalecos reflectantes.

No queremos terminar sin nombrar un recurso propio que puede ser necesario y que es muy interesante. Se trata del coche escoba. Un vehículo en el que se turnarán los padres para llevar las maletas de los niños hasta el colegio. De especial utilidad en las rutas en bicicleta.

Aunque puede parecer difícil porque se necesita implicar a muchas personas, este proyecto es perfectamente viable. Además, es un ejemplo de cómo la colaboración puede hacer del mundo un lugar mejor

Caminos escolares un modelo de movilidad sostenible  Puesta en marcha del proyecto sostenible para escolares  

Artículo anteriorLEB Plata I Adrián Latorre, pívot de futuro para el proyecto del CB Marbella
Artículo siguienteLA DIPUTACIÓN PONE EN MARCHA LA SEGUNDA FASE DEL PLAN DE FORMACIÓN AGRUPADA PARA LOS EMPLEADOS PÚBLICOS DE LA PROVINCIA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí