Inicio Diputación de Málaga LA RELACIÓN ENTRE EL CAMBIO CLIMÁTICO Y EL PRECIO DE LA ELECTRICIDAD

LA RELACIÓN ENTRE EL CAMBIO CLIMÁTICO Y EL PRECIO DE LA ELECTRICIDAD

47
0

El cambio climático y el precio de la electricidad son dos conceptos estrechamente relacionados, y aún más en nuestros días. Debemos entender que la última subida en la factura de la luz, que ha sido histórica, tiene su origen en el coste del CO2. Aunque nuestra mayor preocupación es la salud medioambiental, el coste económico es otro problema real.

El pasado mes de abril fue más cálido de lo habitual, y en consecuencia, las calefacciones se han utilizado bastante menos. Sin embargo, hemos pagado más que nunca en nuestras facturas de la luz. El precio medio de la energía eléctrica generado ha sido casi un 30% mayor que el registrado el mismo mes del año 2019. Se obvia el 2020 por los confinamientos.

La borrasca Filomena nos trajo el segundo mayor aumento de electricidad vivido en España. Las bajas temperaturas dispararon el uso de la calefacción radicalmente, muchas de ellas de gas natural. Además, coincidió con una gran ola de frío en Asia, que aumentó la demanda de este combustible fósil. Esto derivó en un precio medio de 94,99€/MWh.

Todo ello es una prueba de que contaminar sale bastante caro también en términos económicos. El gas suele fijar el precio del resto de tecnologías. Pero en este caso, el principal problema ha sido el precio en los costes de emisiones directas de CO2, que se ha disparado hasta 48€ ton/CO2, más del doble que hace un año.

El problema es que la Unión Europea aplica fuertes impuestos al CO2 buscando incentivar la disminución de las emisiones. Esto repercute, obviamente, de forma directa en el precio de la electricidad.

El cambio climático sube el precio de la electricidad: Causa

Más allá de las decisiones de los gobiernos, el cambio climático dispara el precio de la electricidad en nuestro país y en el mundo en general. Es innegable que la oferta y la demanda juegan un papel determinante. Si hace mucho frío, la demanda de electricidad es mucho mayor. Y no hay mucho donde elegir ya que las renovables no han empezado a despegar todavía.

En el caso del mercado eléctrico, la especulación no es uno de los principales problemas del precio que pagamos. La electricidad es especialmente complicada de almacenar, por lo que comprarla barata para revenderla no es tan sencillo. A decir verdad, el único que puede hacer eso es el propio dueño de una central hidroeléctrica.

Los costes de estas centrales son básicamente fijos, por lo que el coste variable de la entrega de energía es insignificante. La central puede tomar la decisión de detener la producción y conservar el agua embalsada para producir energía cuando sea más cara. Pero más allá de eso, no hay muchas opciones.

El precio del mercado eléctrico suele venir determinado por el precio de la energía más cara que se produce, que suele ser el gas en las centrales de ciclo combinado. Es decir, que si sube el gas, sube la electricidad. Y ante eso poco podemos hacer. Ante una gran ola de frío o un temporal, el uso de la calefacción aumenta.

La alternativa es el carbón, pero la UE aplica fuertes impuestos a estas emisiones para luchar contra el cambio climático. La única opción sería bajar los impuestos eléctricos. El problema es que esa recaudación habría que obtenerla de otra parte, lo que dificulta el hecho.

Por todo ello, la metereología va a determinar el precio de la producción eléctrica. A no ser, claro está, que apostemos por otros modelos como las energías renovables. Así que los fenómenos atmosféricos que estamos viviendo como consecuencia del calentamiento global van a hacer que tengamos que gastar cada vez más en electricidad, al menos hasta que cambiemos de modelo.

Cómo conseguir ahorrar en los hogares con la nueva factura de la luz

Que el cambio climático aumenta el gasto en electricidad es un hecho. Y nos guste o no, la nueva factura eléctrica por tramos horarios busca que seamos más ecológicos y más eficientes en cuanto a consumo de energía. Plantearte planchar de madrugada es ridículo, pero sí que debemos aprender a poner menos lavadoras y no a diario.

Tenemos la oportunidad de aprender utilizar los electrodomésticos de manera más eficiente, además de fijarnos de una vez por todas en la eficiencia energética antes de comprarlos. Si no quieres sufrir los nuevos costes de la factura de la luz, acostúmbrate a apagar los aparatos que no utilices en lugar de dejarlos en ‘stand-by’. Si haces eso con todo, no vas a notar que utilices la batidora en el tramo horario más caro.

El segundo aparato eléctrico que más consume en los hogares es la televisión. No significa que no la veas, pero cuántas veces permanece encendida de fondo sin que nadie la vea. ¿Se la dejas puesta a tus mascotas? Esas son las acciones que tienes que cuidar, no dejar de verla o no volver a encenderla.

No estamos diciendo que estemos a favor de la subida de la luz. Pero sí que pensamos que podríamos aprovechar la situación para cambiar algunos hábitos de consumo que son perjudiciales para el medio ambiente. Y desde luego, el consumo irresponsable de energía no ayuda nada al cambio climático.

Te preocupa el calor. Es normal, lo entendemos. Pero no se trata de no volver a usar el aire acondicionado, sino de usarlo exclusivamente cuando realmente lo necesites. Puedes refrescar la casa por la mañana, cerrar las persianas a las horas más calurosas y utilizar un ventilador. Y los días que eso no sea suficiente, puedes poner el aire acondicionado.

Una vez más, no queremos justificar la subida de la luz, sino intentar aportar soluciones y aprovechar para ahorrar energía.

El cambio climático y el precio de la luz disparan el autoconsumo

El cambio climático no sólo sube el precio de la electricidad, sino que también ha disparado el autoconsumo en el hogar con placas solares. O tal vez sería más correcto decir que esa subida de la factura de la luz fomenta el autoconsumo. Sea como sea, cada vez más personas quieren invertir en placas solares para los tejados de sus hogares.

Esto permite disponer de energía en los momentos del día con más sol, que además son los tramos horarios más caros y aprovechar la red eléctrica por las noches, durante las horas que son más económicas. Es cierto que la inversión inicial puede ser alta, pero a largo plazo, no hay duda de que merece la pena.

El coste de producción es mucho menor, y este es sin duda el principal motivo que atrae a miles de personas. Además de ser mucho más barata, también hay cada vez más subvenciones en diferentes países para fomentar esta fuente de energía renovable y respetuosa con el medio ambiente.

Esta energía no daña a los ecosistemas y supone una fuente inacabable cuyo impacto en términos de contaminación es nulo. A excepción, de los derivados del transporte y la instalación.

El mantenimiento de estas placas supone un gasto realmente bajo. Normalmente, es suficiente con una limpieza anual, y además la garantía suele ser de 25 años, es decir, que son duraderas.

Otra de las grandes ventajas es que se puede generar electricidad en sitios remotos donde no llega la red eléctrica.

Pero para ser justos, también debemos hablar de los inconvenientes. El primero es que la inversión inicial es alta. Además, en muchos casos habrá que hacer obras en casa, lo que aumentará aún más el desembolso inicial.

Por otro lado, no siempre tendrás la energía que quieras, ya que dependerás del sol.

No obstante, las energías renovables como la solar y la eólica son la alternativa a dos grandes problemas: la lucha contra el cambio climático y el encarecimiento de la factura de la luz.

El cambio climático afecta a nuestro bolsillo y a nuestra salud

El cambio climático y el precio de la luz disparan el autoconsumo  La relación entre el cambio climático y el precio de la electricidad  

Artículo anteriorEL GRAN MERCADO SABOR A MÁLAGA EN LA CAPITAL CERRARÁ SU PRIMERA EDICIÓN VERANIEGA CON MÁS DE 72.000 VISITANTES
Artículo siguienteLA VIÑUELA INICIA UN CURSO DE COCINA MALAGUEÑA PARA LA EMPLEABILIDAD DE COLECTIVOS VULNERABLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí